La diseñadora de juegos Jane McGonigal estuvo durante meses postrada en una cama tras una conmoción cerebral severa. No podía leer, escribir, trabajar, mandar e-mails, practicar deporte… por lo que dice que “no tenía razón para vivir”. Las ideas suicidas llegaron a tal punto que empezó a temer por su vida. 

La literatura científica dice que cuando estamos inmersos en un juego somos más creativos, aumenta nuestra determinación y nos volvemos más optimistas y capaces de pedir ayuda a otros. Y así lo hizo. Comenzó a plantearse su recuperación como un juego de rol en el que adoptaba una “identidad secreta”. Invitó a sus familiares al juego y juntos identificaron y lucharon contra los “chicos malos”, es decir, contra todo aquello que hiciera aumentar los síntomas de Jane. Además, juntos recogieron los “activadores”, que era todo aquello que favoreciera la recuperación de Jane e hiciera que se sintiera más feliz y productiva como, por ejemplo, acariciar a su perro o caminar una vez por fuera de su casa.

En resumen, el juego consiste en adoptar una identidad secreta, reclutar aliados, pelear contra los “chicos malos” y favorecer los “activadores”. Con ello, en tan solo un par de días, la ansiedad y la depresión se desvanecieron, y con ello sus ganas de dejar de vivir.

Tras observar los espectaculares beneficios de una práctica aparentemente tan simple se zambulló en una extensa investigación y creó el juego curativo SuperBetter. Este juego favorece el crecimiento postraumático y hace que un evento traumático sirva como trampolín para mejorar nuestras cualidades y volvernos más fuertes y felices.

Por último, Jan nos regala algo más. Nos comunica cómo, potenciando nuestra resiliencia física, mental, emocional y social, podemos llegar a vivir hasta 10 años más que los demás.

Pero, mejor que ella no te lo podremos contar, así que os dejamos la charla completa para que podáis conocer todo lo que nos aporta:


Psicodidacta

Fundadora y administradora de Psicodidacta. Psicóloga General Sanitaria; Estudiante de doctorado en el área de psicología clínica. http://www,psicodidacta.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *